Conéctate con Wipy Tv

NFL

El debacle de Texans ante Chiefs no fue una sorpresa

Andrea Ibancovichi Muñoz

Publicado hace

el día

Texans perdió contra Chiefs, pero esa no es la noticia importante, sino la manera en la cual lo hicieron, ya que dejaron ir una ventaja de 24 puntos para terminar con un marcador 51-31 en contra. Para muchos fue impactante ver como cayeron de esa manera, pero los que siguen al equipo saben que es algo más común de lo que parece.

Estuvieron en una situación poco familiar.

Estaban ganando temprano en un juego de playoffs. Desde que asumió el cargo de entrenador en jefe de Houston en 2014, el equipo de O'Brien había jugado en cinco juegos de postemporada y antes del medio tiempo solo habían ido ganando en uno. Todo parecía solucionado con un 24-0 con Kansas City, aparentemente en camino de recibir a los Titanes en el campeonato de la AFC. 

Los Texans completaron una de las derrotas más vergonzosas en la historia de la NFL, cayendo 51-31 ante los Chiefs a pesar de esa ventaja inicial masiva. Fue la primera vez que un equipo que iba arriba al menos 14 puntos después del primer cuarto perdió en los playoffs.

Te recomendamos: Packers encontró en Davante Adama al héroe que necesita en playoffs

Te puede interesar: Patrick Mahomes dejó claro que es uno de los mejores en la NFL

Perder en Ronda Divisional no fue una sorpresa.

Ha ganado la AFC Sur cuatro veces en seis años, pero nunca han avanzado más allá de esa fase en postemporada. Cuando iban arriba 24-0 parecía que podía ser la primera vez en su mandato, pero el equipo de O'Brien no estaba preparado para responder una vez que Patrick Mahomes sacó su magia. 

Es cierto que el QB de Kansas arrasó con ellos cuando lanzó cuatro touchdowns, incluidos tres al ala cerrada Travis Kelce y todo eso lo hizo en un solo cuarto. Terminaron el primero tiempo 28-24, en 15 minutos dejaron ir una ventaja de más de 3 anotaciones.

Pero las decisiones de Bill O'Brien tampoco ayudaron.

Primero, a principios del segundo cuarto, con Kansas City contra las cuerdas, Houston se enfrentó a un 4ta y 1 en la yardas 13 y prefirieron ir por un gol de campo de 31 yardas en lugar de confiar en su ofensiva para anotar. 

Después, en el siguiente drive de los Texans, con el marcador 24-7, O’Brien decidió finalmente hacerlo, en un despeje falso en cuarto y 4 dentro de su propia yarda 31, el corredor Justin Reid fue tacleado después de lograr solo 2 yardas. Tres jugadas después, Kansas anotó otra vez. 

Esto no es nada nuevo para el equipo.

Al albergar a los Colts, en la ronda de comodines el año pasado, Houston no anotó hasta el último cuarto y cayó 21-7. Incluso contra los Bills la semana pasada: los Texans caían 13-0 al medio tiempo; finalmente se recuperaron y mantuvieron una ventaja de 19-16 al final del último cuarto, pero dieron vuelta cuando Bills pateó un gol de campo para forzar el tiempo extra y Texans ganó, evitando el desastre durante al menos una semana. 

O'Brien siempre ha demostrado que es lo suficientemente bueno como para ganar la AFC Sur, pero no ha hecho mucho más que eso. Ahora que Texans perdió contra Chiefs, los problemas del equipo siguen siendo los mismos y se le ha superado constantemente cuando hay mucho en juego, ¿debe seguir al mando de la franquicia?

 

Ver esta publicación en Instagram

 

La temporada 2019 de los #WeAreTexans tuvo todo menos constancia. 😳 #NaciónNFL🏈 | #NFL100

Una publicación compartida por Nación Deportes NFL (@naciondeportesnfl) el

Populares