Categorías: NFL

Estrella de Cowboys estalló por no ser seleccionado al Salón de la Fama

Publicado hace el
Por:

Luego de que la National Football League (NFL) anunciara a sus 15 elegidos que serán inmortalizados en el Salón de la Fama, Drew Pearson, exjugador de Dallas Cowboys, se dijo molesto por no haber sido seleccionado.

El exreceptor ganó un títulos de Super Bowl con el equipo de 'La Estrella Solitaria'.

'Mr. Clutch' se integró a las filas de Dallas para la temporada 1973 y desde el primer momento demostró tener suficiente talento para destacar: después de 11 años de carrera, sumó 489 recepciones para 7,822 yardas y 48 touchdowns, números que le permitieron formar parte del equipo de la década de los 70.

Te puede interesar: Aaron Rodgers busca venganza en la Final de Conferencia de la NFC

Te puede interesar: Eric Bieniemy es la mente maestra detrás de los Chiefs

Su equipo nunca tuvo un récord negativo mientras él jugó ahí.

Cualquiera pensaría que eso debería ser suficiente para ganarse un lugar en el Salón de la Fama, incluyéndose a él mismo: "Si sucede, estaré muy agradecido. Estaré igual de contento porque creo que me lo merezco y realmente espero que algún día ocurra. Si no, no puedo estar sentado y esperando a que suceda toda la vida".

Los exreceptores que fueron elegidos por la NFL este año fueron Harold Carmichael al ser el líder de Philadelphia Eagles con 589 recepciones para 8,978 yardas y 79 anotaciones; así como Mac Speedie, exjugador de Cleveland Browns.

Te puede interesar: Antonio Brown se quedó sin representante tras múltiples escándalos

Pearson criticó el proceso de elección de la liga.

Cabe recordar que Dallas Cowboys es el segundo equipo más ganador de la NFL con 5 títulos y Drew participó en el segundo de ellos, donde consiguió un touchdown: derrotó 27-10 a Denver Broncos en la edición XII.

Una vez que decidió retirarse, Drew Pearson tuvo la oportunidad de ser el entrenador de receptores de Dallas Cowboys; más tarde fue nombrado como head coach de Dallas Texans, hasta que decidió dedicarse a la gerencia en equipos de otras ligas estadounidenses. Sin duda alguna, sus mejores momentos los vivió como jugador y la NFL aún no lo ha reconocido.