Conéctate con Wipy Tv

NFL

El triunfo de los Steelers sobre Browns tuvo un sabor agridulce

Andrea Ibancovichi Muñoz

Publicado hace

el día

Contra los Cleveland Browns, Pittsburgh jugó el mejor partido en lo que va de la temporada, se colocaron como el equipo #1 de la AFC Norte y demostraron que son un fuerte contendiente al Super Bowl. El problema es que no todo fueron buenas noticias por qué uno de los mejores defensivos de Steelers, Devin Bush, se lesionó.

Se perderá lo que resta de la temporada.

Las lesiones fueron una constante al inicio de la campaña 2020 y aunque fueron disminuyendo con el paso de las semanas, el apoyador de los Acereros no se libró de unirse a la extensa lista de jugadores que se lastimaron tan fuerte, que deberán de descansar lo que resta de la temporada.

Al igual que Nick Bosa de San Francisco 49ers y Saquon Barkley de New York Giants, Devin Bush se rompió el ligamento cruzado anterior y requiere cirugía. La recuperación tarda varios meses, así que no podría volver a jugar hasta 2021.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Patiently waiting⏳

Una publicación compartida por Devin Bush Il 🙏 (@dbush_10) el

Te recomendamos: La derrota de Packers ante Buccaneers fue lo mejor que les pudo pasar

Te puede interesar: Pittsburgh Steelers igualó una marca que los hace soñar con el Super Bowl

Fue durante el segundo tiempo de la victoria sobre Browns.

Bush cruzó el campo corriendo para intentar tacklear al corredor D’Ernes Johnson, el problema fue que el defensivo falló y al momento de pisar con su pie izquierdo, se movió se forma irregular su rodilla, tomándola mientras caía y después rodaba fuera del campo de dolor.

Tuvo que recurrir a la ayuda para poder salir del terreno. Primero fue llevado a la 'carpa azul', donde revisan a los jugadores en las bancas, pero al ver que no podía seguir, lo llevaron al vestidor y tras algunos exámenes, confirmaron lo peor, tuvo una ruptura de ligamento cruzado.

Los Acereros podrían estar en problemas.

La posición de apoyador interno es algo de lo que han sufrido desde la terrible lesión de Ryan Shazier que casi lo deja paralítico. En 2019, Devin Bush llegó para suplirlo y lo había estado haciendo bien, pero ahora que también se lesionó, podría volver a convertirse en la parte débil de una de las mejores defensas de la NFL.

Populares