Conéctate con Wipy Tv

NFL

El sello de Bill O’Brien es el de tomar malas decisiones

Andrea Ibancovichi Muñoz

Publicado hace

el día

Todos pensaron que el cambio de equipo de Tom Brady sería el movimiento más interesante en la agencia libre, pero eso pasó a segundo plano cuando Houston mandó a su mejor receptor, DeAndre Hopkins a los Arizona Cardinals. Fue un trade bastante sonado, aunque no muy extraño porque el entrenador en jefe, Bill O'Brien es experto en tomar malas decisiones con los Texans.

Llegó a la franquicia en 2014.

Desde es entonces, ha recibido muchas críticas como entrenador en jefe y ahora como gerente general de los Houston Texans, puesto que tomó desde 2020. Sin embargo, hizo fácilmente el peor intercambio de su carrera cuando los Texans enviaron a Hopkins a los Cardinals. Sin duda, más de un aficionado del equipo ya lo tiene en su lista de 'los más odiados'.

A pesar de llevar 6 años con la franquicia, nunca los ha podido llevar a un Super Bowl. Sí han llegado a playoffs, pero siempre se quedan a medio camino y eso ha llevado a la pregunta, ¿por qué sigue al mando si no ha ganado nada y además toma las peores decisiones?

Te recomendamos: Agencia Libre 2020: los principales movimientos al momento

Te puede interesar: Los cuatro destinos más probables para Cam Newton

Lo de Hopkins no es el primer error y seguro no será el último.

Por desconcertante que pueda parecer el movimiento del receptor, es solo una de las muchas decisiones demasiado dudosas que O’Brien ha tomado desde su llegada a Houston en 2014 y estas son algunas de ellas.

- Trades:

Nunca ha recibido lo que merece a cambio de los jugadores que ha dejado ir. Hopkins es un tres veces All-Pro tres veces que lideró a los Texans en recepciones en seis de sus siete años. Es uno de los dos o tres mejores receptores de la liga y solo tiene 27 años, peor a cambio obtuvieron a David Johnson y una selección de segunda ronda. ¡Nadie lo hubiera dado por menos de un pick de primera ronda!

Antes de esto, necesitaban un tackle izquierdo para proteger a Deshaun Watson, desde que cambiaron a Duane Brown en 2017. El QB fue capturado 19 veces en siete juegos en su año de novato antes de romperse el ligamento cruzado y en 2018 recibió 62 'sacks'. Houston no cubrió la evidente necesidad hasta menos de una semana antes de que comenzara la temporada 2019.

Jadeveon Clowney es otra decisión dudosa.

Los seleccionaron en la primera ronda del Draft 2014 y sus 29 capturas al QB en sus primeros 5 años no fueron suficientes para retenerlo, pero tampoco par recibir algo bueno a cambio, solo un pick de tercera ronda de 2020 y los linebackers, Barkevious Mingo y Jacob Martin. 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Jadeveon Clowney (@clowney__90) el

- Decisiones de jugadas en momentos importantes

Sin duda la lista es extensa, pero ninguna tan notoria como el Juego Comodines en 2019 contra los Chiefs. Dejaron ir una ventaja de 24-0, en parte debido a dos decisiones de O'Brien que se tomaron en el segundo cuarto. En lugar de jugársela en 4 y1, intentaron un gol de campo que no anotaron. En su siguiente drive,  luego de que Kansas City anotara su primer touchdown, O’Brien mandó este engaño de despeje:

El coach tiene marca de 52-44 como entrenador en jefe de Houston, incluyendo un récord de 2-4 en los playoffs, pero ahora que es el gerente general del equipo, tiene más poder que nunca. Las malas decisiones de Bill O'Brien en los Texans no terminan, así que el equipo deberá pensar bien las cosas si no quieren que la lista se haga más larga.

Populares