Conéctate con Wipy Tv

Futbol Internacional

La debacle del Barcelona, una historia que se veía venir

Sebastián Preciado

Publicado hace

el día

Desde el último título de la UEFA Champions League del Barcelona en 2015 han ocurrido innumerables acontecimientos negativos que han forjado la debacle del equipo hasta tocar fondo con la eliminación por goleada 2-8 ante Bayern Múnich en Cuartos de Final de la presente edición.

Todo se debe en gran medida a las decisiones de Josep Maria Bartomeu como Director Deportivo.

Los primeros indicios de la pesadilla que se fue haciendo más grande con el paso del tiempo, fueron las temporadas posteriores de Luis Enrique como entrenador del conjunto catalán: en la 2015/16 se quedó en Cuartos de Final al caer 2-3 contra Atlético de Madrid y en la siguiente se despidió en la misma ronda al ser vencido 3-0 por la Juventus.

Lo rescatable fue un título de LaLiga de España y un par de Copa del Rey.

Te puede interesar: Luis Suárez publicó un misterioso mensaje sobre su futuro

Tras no haber levantado la 'Orejona' y no haberse coronado en la competencia doméstica, la máxima autoridad decidió darle las gracias a Luis Enrique, quien más tarde tomó lar riendas de la Selección de España.

Su lugar fue tomado por Ernesto Valverde, quien hasta ese momento había dirigido al Athletic de Bilbao, Espanyol de Barcelona, Olympiacos, Villarreal y Valencia. Contaba con 3 títulos de liga en Grecia y uno de Supercopa de España con los 'Leones', entre otros logros de menor relevancia.

Quizás, uno de los errores más graves de la directiva fue dejar ir a Neymar al PSG en 2017 por 222 millones de euros: el brasileño se despidió de la institución 'Blaugrana' con 105 goles y 77 asistencias en 186 partidos.

Gran parte de dicha cantidad (138 millones de euros) fue utilizada para contratar a Ousmane Dembélé, quien hasta la fecha apenas acumula 19 tantos y 17 asistencias en 74 encuentros. Ha pasado 527 días lesionado por diversos problemas de salud.

Te puede interesar: La lista de fichajes que desea Koeman para su Barcelona

Valverde ganó el trofeo de liga, Copa del Rey y Supercopa doméstica en su primer año.

El problema fue que dejó muy malas sensaciones en la competencia continental: clasificó a Cuartos de Final y parecía que tenía el boleto garantizado a la Semifinal después de ganar por 4-1 a la Roma en el compromiso de ida, pero su rival respondió en la vuelta con un 3-0 en la vuelta para un global 4-4 que le permitió avanzar por el criterio de gol como visitante.

Para la temporada 2018/19 se volvió a invertir fuerte por un refuerzo como el brasileño Philippe Coutinho, quien se fue sin pena ni gloria a préstamo al Bayern Múnich al año siguiente con un total de 21 dianas y 11 asistencias en 76 cotejos.

El sudamericano jugará la próxima Final de la UEFA Champions League ante PSG.

Te puede interesar: La era de Lionel Messi podría estar llegando a su fin en Barcelona

Desafortunadamente, fue otra campaña de pesadilla para Valverde, quien fue víctima nuevamente de una remontada insólita en Semifinal de la justa europea: se impuso en el duelo de ida por 3-0 sobre Liverpool y cayó en la vuelta 4-0 para un global de 4-3.

El club se tuvo que conformar con el bicampeonato de LaLiga.

Para no perder la costumbre, los mandatarios 'Culés' volvieron a abrir la cartera por otro fichaje que aparentaba ser una excelente incorporación Antoine Griezmann. El delantero francés apenas registra 15 goles y 4 asistencias en 48 enfrentamientos.

Como era de esperarse, el margen de error de Valverde era mucho menor en su tercera oportunidad en el banquillo catalán y no pudo soportar la presión: luego de un empate 2-2 contra el Espanyol de Barcelona en la jornada 19 de LaLiga, el entrenador fue despedido.

Para ese entonces, la escuadra ya había clasificado a Octavos de Final de la UEFA Champions League.

A pesar del desagrado de gran parte de la afición, Quique Setién fue nombrado como estratega del Barcelona con un recorrido bastante modesto: Racing de Santander, CD Lugo, Las Palmas y Betis. Llegó sin ningún título en su palmarés.

El cántabro se encargó de hacer aún peor el rendimiento del equipo: fue eliminado por Athletic de Bilbao en Cuartos de Final de la Copa del Rey y perdió el liderato en la liga local para conformarse con el subcampeonato más tarde.

Lo peor aún estaba por venir.

Después de superar al Napoli por 4-2 en el marcador global de los Octavos de Final del certamen continental, Bayern Múnich le propinó su peor goleada en competencia europea por 2-8 para despedirlo de manera muy dolorosa.

Dicho resultado le costó el puesto a Setién.

Todo eso es el resumen de los acontecimientos negativos que fueron construyendo poco a poco la debacle del Barcelona, que emprenderá una nueva era de la mano de Ronald Koeman y veremos si esta vez se logrará levantar el equipo o si continuarán los fracasos.

Populares