Foto: Twitter @ShrinersMEX

Como parte de las actividades que la NFL realiza en México previo al partido de Monday Night Football en el Estadio Azteca el 21 de noviembre entre los Arizona Cardinals y los San Francisco 49ers, se llevó a cabo una convivencia deportiva para los pequeños pacientes del Hospital Shriners para Niños México.

El programa de la NFL Play 60, cuyo objetivo es activar físicamente a las niñas y los niños pacientes del Hospital durante 60 minutos, busca crear hábitos deportivos de manera divertida en un ambiente seguro e inclusivo.

El evento tuvo lugar en las instalaciones del Hospital Shriners para Niños México, ubicado al sur de la Ciudad de México, y consistió en organizar, junto con las porristas de los Cardinals y de los 49ers, distintas actividades para los pequeños pacientes y sus papás; participaron animadamente en el lanzamiento de balones, torneos en un minigimnasio adaptado, y se contó con un taller de pintado de galletas, entre otras.

Estuvieron presentes la mascota del equipo de Arizona, Big Red, de San Francisco, Sourdough Sam, y Fezzy, el osito emblema de la comunidad Shriners en el mundo; así como directivos de la NFL y del Sistema Shriners.

“Nuestro objetivo es que nuestros pequeños pacientes vivan el espíritu deportivo que transmite una gran organización como la NFL y mostrarles a los pacientes que, independiente a la discapacidad, lo verdaderamente importante es el trabajo en equipo y el ímpetu de salir adelante, siempre siguiendo sus metas y sueños”, dijo Mariano González, Administrador del Hospital Shriners para Niños México.

Arturo Olivé, Director General de NFL México, agradeció la oportunidad de promover la actividad física entre los pacientes del Hospital.

“Es un orgullo para la NFL ser parte de esta organización internacional, brindando diversión a los pequeños a través de juegos que pueden realizar en equipo y de manera individual, además de promover la actividad física en las niñas y los niños, compromiso de la liga desde hace muchos años”, afirmó Olivé.

Cabe destacar que los Hospitales Shriners para Niños son una de las organizaciones filantrópicas más grandes del mundo y que, a lo largo de su trayectoria, ha cambiado la vida de más de 1.5 millones de niñas y niños. En México, también mantiene con una larga trayectoria de 77 años, atendiendo de forma gratuita a niños con problemas ortopédicos y secuelas por quemaduras. Cuenta con un hospital en la CDMX, una Clínica en Monterrey; así como servicios de Telemedicina en León, Guanajuato; Ciudad Juárez, Chihuahua; Tuxtla Gutiérrez, Chiapas; Guadalajara, Jalisco; y en Mérida, Yucatán.

Francisco González García

NACIONDEPORTES