Categorías: Futbol Internacional

Real Madrid quiere vender a un refuerzo que costó 60 millones

Publicado hace el

Hace un año, nadie hubiera imaginado que uno de los refuerzos estrella de los 'merengues' terminaría convirtiéndose en una verdadera carga para el club. En su primera temporada no rindió como se esperaba y todo indica que podría no tener una segunda oportunidad porque el Milán está interesado en Luka Jovic del Real Madrid.

Llegó al mismo tiempo que Eden Hazard.

Desde que Cristiano Ronaldo salió de los 'blancos', ha sido una tarea titánica encontrar alguien que ocupe el lugar que dejó. Se esperaba que Jovic o Hazard cumplieran con esa tarea, sobre todo tras las actuaciones en sus antiguos clubes, Eintracht de Franckfurt y Chelsea.

Las lesiones fueron parte fundamental para que eso no sucediera, aunque también cuando estaban en la cancha, no se ponían el equipo bajo los hombros. El serbio es quien recibió la peor parte porque todo indica que a pesar de haber costado 60 millones de euros, ya piensan venderlo.

Te recomendamos: Setién respondió a Messi respecto a sus posibilidades de Champions

Te puede interesar: Zidane estaría preocupado por el nivel de los jugadores tras el parón

Quieren perder la menor cantidad por ese fichaje fallido.

Florentino Pérez, presidente del Real Madrid, está buscando un club que busque hacerse de los servicios del serbio. Aún no es seguro, pero según el diario 'Calciomercato', el Milan es el equipo indicado, aunque no para comprarlo, sino tener a Jovic cedido por dos años.

Todos este movimiento depende de la cifra que estén dispuesto a pagar los italianos. De acuerdo a varios medios, la cantidad ronda los 45 millones de euros, aunque todo sería basado en los resultados deportivos que tenga el jugador en el conjunto italiano.

Si los 'rossoneri' aceptan, el serbio se irá a la Serie A.

Con la noticia de que el Milán está interesado en Jovic, el Real Madrid no quiere perder la oportunidad de recuperar algo de dinero y así seguir en la búsqueda de su siguiente Cristiano Ronaldo, aunque siendo realista parece algo imposible.