Categorías: Beisbol

La MLB debería considerar quitarle la Serie Mundial a los Astros

Publicado hace el

Lo que fue su primer título en la historia del equipo, podría convertirse en su peor pesadilla. A pesar de que las principales personas involucradas en el escándalo ya no son parte de la liga -la mayoría-, lo más importante sigue siendo un misterio, porque aún existe la pregunta de ¿qué debería hacer la MLB con el caso de los Houston Astros?

En 2017 fueron los campeones de la Serie Mundial.

Lograron lo inimaginable, cuatro años después de terminar con el peor récord de la liga, el equipo fue el mejor de las Grandes Ligas y ahora salió a la luz cómo lo consiguieron. Una extensa investigación de MLB reveló que el equipo usó cámaras de video para determinar los próximos lanzamientos de los lanzadores oponentes.

Houston fue multado con 5 millones de dólares y perdió selecciones de draft. Además de que el gerente general del equipo Jeff Luhnow y el gerente A.J. Hinch fueron despedidos. Las consecuencias del escándalo han sido significativas, aunque parece que no suficientes.

Te recomendamos: MLB podría cambiar las reglas para la postemporada 2020

Te puede interesar: Mookie Betts se convirtió en nuevo jugador de Los Angeles Dodgers

¿Es justo que les quiten el título de la Serie Mundial en 2017?

Las investigaciones siguen presentes, pero muchos jugadores creen que ya hay pruebas contundentes para despojarlos de su campeonato. “Así lo considero. No se le merecen. No se lo ganaron jugando de la manera correcta. Enterarse que el otro equipo tenía una ventaja de la que no podías defenderte, simplemente me parece que no es algo que se merecen”, dijo Aaron Judge, jugador de los Yankees, mismos que fueron eliminados por los Astros en la Serie de Campeonato ese año.

El argumento de jugadores, aficionados y comentaristas es el mismo, Houston ganó el campeonato de manera fraudulenta y por lo tanto, no debería poder celebrarlo en el futuro. Los que más apoyan la idea son los Yankees de Nueva York y los Dodgers de Los Ángeles, los dos últimos equipos que Houston venció en el camino hacia el título.

No sería la primera vez que la MLB hace algo así.

Dejar el título intacto sería coherente con la forma en que la liga ha manejado los registros individuales establecidos por ciertos jugadores, como Barry Bonds y Roger Clemens, acusados ​​de usar potenciadores de rendimiento y ambos no fueron reconocidos por ello.

Esa Serie Mundial la jugaron contra Los Angeles Dodgers y aunque muchos dicen que deben dársela a ellos, la realidad no sería así. Astros debería devolver el trofeo al Comisionado Rob Manfred, perder el título y dejar para siempre ese espacio en los libros de historia. Los Dodgers no lo ganaron en el campo, pero la historia siempre debería notar que nadie los venció.

La situación está lejos de llegar a su final.

Alex Cora era el Manager de los Astros en ese momento y un año después pasó a ser de los Boston Red Sox, quienes casualmente ganaron la Serie Mundial en 2018. La MLB se encuentra en una investigación no solo con Houston, sino también con Boston porque existe la posibilidad de que hubieran usado el mismo truco del robo de señales.

Lo que debería hacer la MLB con el caso de los Houston Astros es opinión de cada quien -sobre todo jugadores de Yankees y Dodgers-, pero lo que si es cierto es que necesitan tomar medidas más drásticas para que las demás franquicias nunca se les ocurra volver a hacer algo similar en un futuro.