Categorías: NFL

El deseo de Lamar Jackson para llevar a los Ravens al Super Bowl

Publicado hace el

Baltimore parece haber encontrado a su mariscal de campo del futuro y ahora la meta está en regresar al Super Bowl, ya que la última vez que lo consiguieron fue en 2013. Lamar Jackson está listo para liderar al equipo en ese camino, aunque cree que aún falta un pieza para estar completos y eso es que quiere a Antonio Brown en los Ravens.

El receptor no jugó casi toda la temporada pasada.

Después de 9 años con los Steelers, donde fue uno de los WR más dominantes de la liga, pasó a los Raiders, quienes lo cortaron y por último, jugó un partido con los Patriots. Después de eso no ha vuelto a los emparrillados y se encuentra baja investigación por una demanda de violación en 2017.

Eso ha hecho que ningún equipo haga una movida por hacerse de sus servicios, porque ha dejado muy claro que puede originar muchos problemas fuera del terreno. Aunque eso podría cambiar ahora que el mejor jugador de los Ravens esta abogando porque lo firmen.

Te recomendamos: Aaron Rodgers recurrió al tequila para superar la selección de Jordan Love

Te puede interesar: La condición de Lamar Jackson para negociar su nuevo contrato

Practicaron juntos durante la temporada baja.

Lamar Jackson entrenó con el receptor un día, junto con el otro jugador de los Ravens, Marquise Brown, sobrino de Antonio. Disfrutó tanto de la experiencia que asegura que será de gran ayuda para hacer que la ofensiva del equipo se convierta en una mucho más dominante la siguiente campaña.

"Fue lindo lanzarle a Antonio Brown. Esperaba que lo firmáramos. Todavía espero, un poco", dijo Jackson en una entrevista. Ese deseo podría nunca cumplirse porque el gerente general de los Ravens, Eric DeCosta, dijo que el equipo lo consideró en abril, pero un informe de junio indicó que ahora sería un lugar de aterrizaje poco probable para Brown.

Aunque lo contrataran, sigue bajo investigación.

A pesar de que Lamar Jackson quiere a Antonio Brown en los Ravens, aún no es seguro pueda jugar para ellos o cualquier otro equipo. Brown permanece bajo investigación de la liga por violaciones a la Política de conducta personal y él mismo dijo hace poco que espera que la liga tome una decisión sobre su estado.