Categorías: Liga MX

Jorge Campos: el arquero-delantero del futbol mexicano

Publicado hace el

La historia de Jorge Campos es única, no existe futbolista en la actualidad que haya tenido una experiencia igual o parecida a la que vivió este el histórico arquero-goleador del futbol mexicano. Tanto a nivel de clubes como en selección brilló extravagantemente.

A los 38 años decidió colgar los botines y los guantes.

Si jugar una sola posición es complicado para muchos jugadores, dos seguro que es impensable. Sin embargo, en México existió alguien que rompió con los paradigmas del futbol. El famoso 'Brody' siempre disfrutó jugar de portero y delantero, donde el entrenador lo requiriera respondía con una sonrisa y gran técnica.

Han pasado 16 años desde su retiro y la gente que lo vio jugar sigue hablando de él como si la liga mexicana hubiera tenido un superhéroe que jamás volverá a aparecer en las canchas de nuestro país. ¿Quién es 'Jorgito'?

Te puede interesar: Francesco Totti, el eterno 'gladiador' de la Roma

También podrías leer: Los 5 medios más dominantes de la Premier League

En Acapulco, Guerrero, inició la historia de Jorge Campos. Nació 15 de octubre de 1966, y gracias a su padre, que le inculcó el futbol, el 'Brody' logró ser una figura nacional e internacional, no sólo por sus reflejos, lances y goles, también por sus insólitas indumentarias que maravillaron al mundo.

Primero inició jugando en un equipo de su querido papá.

Luego fue invitado a formar parte de la Escuela de futbol de Luis 'Chino' Estrada, mítico exjugador del 'Tri'. Tiempo después, Miguel Mejía Barón lo descubrió y lo llevó a Pumas a probarse. Consiguió quedarse en el equipo del Pedregal y su historia como futbolista profesional comenzó ahí.

Destacó en todas las categorías juveniles para dar el brincó al primer equipo. En la temporada 1988/89, no pudo debutar como arquero, porque Adolfo Ríos era el titular y tan complicada fue la situación que lo orilló a pedirle al entrenador que le diera la oportunidad de mostrarse como delantero.

El Director Técnico le hizo caso y lo puso a prueba en un categoría inferior. Después de hacer 5 goles en 5 partidos, convenció para hacer su debut en Primera División como 'killer' y no como guardameta. Sin embargo, el día que recibió la oportunidad, Ríos se lesionó y tuvo que cubrir su ausencia y ponerse los guantes de nuevo.

Por si te lo perdiste: David Beckham, la 'cara bonita' del Manchester United

A pesar de este problema, terminó haciendo en su primer campaña 14 goles.

Posteriormente, pasaron los años y decidió ponerle fin a su estadía con los Pumas, después de levantar 1 Liga y 1 Concachampions. Vivió nuevas experiencias, pasando por clubes como: Atlante, Tigres, Puebla y Cruz Azul. De hecho, fue con la 'Máquina' con la que levantó su último título en el futbol mexicano, en 1997.

También se dio el lujo de dar cátedra en la MLS, perteneciendo a franquicias como: L.A. Galaxy y Chicago Fire. Además, fue la primera estrella extranjera importante en ser firmada por dicha liga.

Pero su fama creció en la Selección Mexicana.

Gracias a los llamativos uniformes que utilizó en los Mundiales que participó, se convirtió en uno de los porteros más populares del mundo. Así que la marca deportiva de la palomita lo fichó, posteriormente, apareció en comerciales internacionales al lado de Ronaldo, Figo y Maldini.

Vaya que el ‘Brody’ gozó de su carrera y dejó huella en el futbol mexicano.