Categorías: Más DeportesNBA

James Harden lamenta la crisis que viven los Rockets

Publicado hace el

No es un secreto para nadie que la estrella de Houston tiene toda la intención de salir del equipo lo más pronto posible, pero por si alguien aún tenía duda sobre esa situación, James Harden habló sobre la situación que viven los Rockets y no fueron palabras alentadoras para los aficionados.

Pidió su traspaso antes de que empezara la temporada.

Los Rockets se encuentran en el lugar 14 de la conferencia Oeste de la NBA con 3 ganados y 6 perdidos. En los últimos años, este podría catalogarse como el peor inicio del equipo, además de que podría empeorar ahora que Harden volvió a expresar su deseo de salir.

El equipo de Houston creía que la situación iba a mejorar con el paso de las semanas, pero las palabras de su estrella les hicieron ver que si no hacen algo pronto, lo único que pasará es que seguirán empeorando. Harden ya no quiere seguir con ellos y se nota en su forma de juego.

Te recomendamos: La NBA ha suspendido 4 partidos de la temporada por COVID-19

Te puede interesar: Los jugadores mejor pagados de la NBA

La 'Barba' ama la ciudad, pero está cansado.

"No somos lo suficientemente buenos. Yo adoro esta ciudad y literalmente hago todo lo que puedo, pero esta situación es una locura y no creo que se pueda arreglar", fueron sus únicas palabras antes de abandondar la conferencia de presnsa después de perder ante los Lakers.

No ve un progreso en el equipo y eso hizo que sus ganas de salir volvieran a hacerse públicas. Harden no puede pedir su traspaso de manera directa y es por eso que hace este tipo de comentarios, pero sobre todo, no juega al nivel que se le espera, mandando un claro mensaje a la directiva de Houston.

Hay equipos que quieren sus servicios.

Ahora que James Harden habló sobre los Rockets, regresó el interés de franquicias como los Brooklyn Nets o los Philadelphia Sixers, quienes parecen ser los finalistas para firmarlo. De igual manera, Houston saldría ganando, ya que recibiría algo a cambio, pero sobre todo, dejaría ir a un jugador que ya no quiere estar con ellos y se nota.