Conéctate con Wipy Tv

Liga MX

Falleció Melquiades Sánchez, voz del Estadio Azteca

Publicado hace

el día

falleció Melquiades Sánchez Orozco

El futbol mexicano está de luto y cerró el fin de semana con una notica lamentable: falleció Melquiades Sánchez Orozco, voz del Estadio Azteca desde su inauguración en 1966.

52 años narrando proezas deportivas.

Don Melquiades murió la noche del domingo a los 90 años de edad y será recordado como la voz oficial del Coloso de Santa Úrsula.

Su última aparición fue en el Clásico Nacional del pasado 30 de septiembre en el que América y Chivas empataron 1-1.

Puedes leer: América arriesgó el liderato al empatar con Toluca.

Te interesa: Cruz Azul clasificó a la Liguilla tras vencer a Pumas.

¿Recuerdan la frase ”Brandy Bombadilla 103 informa” o ”mete un golazo Tutsi-Pop”?

Es difícil no retroceder algunas décadas en el tiempo de la memoria colectiva de México, ¿no?

Decir cuántos partidos presencio Don Melquiades es casi imposible y de cuantificarlos, probablemente se rompería un récord Mundial.

Simplemente hay que mencionar que el tepiqueño narró dos Copas del Mundo: la de 1970 y 1986 para imaginar la cantidad de goles que sus ojos presenciaron.

Pero su voz no se quedó en la cancha.

”Solicitamos su colaboración para localizar a…”

Esa voz que hacía servicio a la comunidad para localizar a personas desparecidas era la de Don Melquiades.

¿Quieren retroceder más en el tiempo? ¿Cuántos años tenían cuando escuchaban ”Nuestro siguiente programa. Don Gato y su Pandilla; inmediatamente después, Los Picapiedra”?

Pero para Don Melquiades la edad no era un obstáculo.

“La gente no envejece con las épocas, envejece cuando el espíritu ya no da para más”

A Sánchez Orozco le tocó anunciar los goles de Pelé y Rivellino en el Mundial del setenta, en 1999 narró la victoria de México sobre Brasil en la Copa Confederaciones y en 2011 locutó la final del Mundial sub 17 en el que el Tri sometió a Uruguay.

“El Azteca es el que me da vida a mí”, aseguraba Melquiades, quien definitivamente dejará un vacío en la cultura deportiva y popular mexicana.

Populares