Categorías: NFL

Gronkowski relató cómo lo reclutó Brady para ir a los Buccaneers

Publicado hace el

Después de un año separados, una de las duplas quarterback-ala cerrada más conocidas en la NFL, volverá a la acción en los emparrillados. Fue una sorpresa que el TE saliera del retiro, pero no fue una casualidad porque hay una explicación a cómo llevó Brady a Gronkowski a los Buccaneers.

El mariscal de campo salió de los Patriots después de 20 años.

Ese movimiento fue una de las sorpresas de la temporada baja, aunque quedó completamente opacado cuando se dio a conocer que 'Gronk' saldría del retiro para volver a la NFL. Además, también rechazó a los Patriots porque solo quería jugar al lado de Brady.

Por más que los Buccaneers quisiera al ala cerrada en su plantilla, hubiera sido imposible lograrlo sin Brady en los controles.  Fue el mismo coach Bruce Arians quien dijo que fue el QB quien convenció a su excompañero de volver.

Te recomendamos: Gronkowski reveló cómo se está preparando para la próxima temporada

Te puede interesar: Patriots renovó el contrato de un referente defensivo

Tampa Bay nunca lo considero hasta que Brady lo dijo.

“Realmente fue Tom quien sacó el tema conmigo y yo ni siquiera pensaba que hubiera posibilidad de que (Gronkowski) quisiera regresar y también (Brady) estuvo firme al decir, ‘Sí, (Rob) quiere jugar’, le encantaría jugar con nosotros”, dijo Arians.

Eso fue algo que el mismo ala cerrada confirmó semanas después en una entrevista. "Él (Brady) gritó en el teléfono: 'Rob, solo quiere que regreses y juegues conmigo', estaba llorando diciendo que por favor regresara", dijo Gronkowski sobre por qué llegó a los Buccaneers.

¿Fue una de las condiciones para que Brady se fuera a Tampa?

Nadie sabe en realidad si esa fue la razón, porque el mariscal de campo había dicho antes que ya buscaba seguir otro camino en su carrera. Pero no importa cuál sea la verdad porque la forma en cómo llevó Brady a Gronkowski a los Buccaneers solo deja claro que su conexión no ha desaparecido ni siquiera después de un año sin jugar juntos.