Categorías: NFL

Aaron Rodgers estaría desobedeciendo a Matt LaFleur

Publicado hace el

El mariscal de campo de Green Bay ha tenido un inicio de temporada espectacular, demostrando que aún tiene 'gas en el tanque' a sus 36 años. Aunque las cosas podrían complicarse un poco a partir de la semana 4 por qué todo indica que Aaron Rodgers manda las jugadas de los Packers, desobedeciendo a su entrenador en jefe.

Había tenido problemas con Mike McCarthy por eso.

El actual entrenador en jefe del equipo es Matt LaFleur, pero antes de él estaba McCarthy, quien no salió muy bien del equipo. Tenía problemas con Aaron Rodgers por qué no dejaba que el QB mandara las jugadas que él quería, así que terminó por salirse de los Packers.

Rodgers es un veterano que tiene la capacidad de cambiar las jugadas si lo cree necesario, pero el problema es que se lo esconde a sus entrenadores en jefe, primero a McCarthy y ahora a Matt LaFleur, por qué ha pretendido que si audífono en el casco no sirve para salirse con la suya.

Te recomendamos: Oficial: el partido de Steelers vs Titans de la semana 4 no se jugará

Te puede interesar: Cam Newton enfrentará la tarea más complicada de la temporada contra Chiefs

Él mismo lo admitió en una entrevista.

Rodgers confesó en el programa de Pat McAfee de esta semana que a veces finge que se le apagan los auriculares del casco para poder llamar a sus propias jugadas en lugar de las de los entrenadores. "Lo he hecho algunas veces y de vez en cuando es real", comentó.

También aclaró que no lo hace siempre, solo cuando realmente ve una posibilidad de que esa jugada funcione. Además, en caso de que lo hiciera durante los primeros tres partidos de esta temporada, pudo no ser tan mala idea por qué los Packers tienen marca de 3-0 y su QB lleva 887 yardas, 9 pases de TD y ninguna intercepción.

Una vez sí pasó realmente.

Aunque hay veces que Aaron Rodgers manda las jugadas de los Packers haciendo 'trampa', la temporada pasada su audífono en el casco dejó de funcionar de verdad en tres ocasiones y Matt LaFleur juraba que estaba jugando con él. El QB aseguró que era real, pero después de esta confesión será difícil que su entrenador vuelva a creerle.